sábado, 16 de junio de 2018

ODA A LA MÚSICA EN QUINCE VOCES


Música, mi vida 
me haces respirar 
me enseñas del pasado 
me trazas el futuro. 
  
II 
La música llena mi alma 
es símbolo que nos distingue 
a veces no tengo calma 
y mi corazón se aflige. 
  
III 
Música en las venas 
bailar todas las canciones 
disfrutar escuchar la música 
bailar mucho me ayuda a bajar de peso. 
  
IV 
A veces siento una conexión única con la música. 
La música es una forma de escape, hace que mi mente se destape. 
La música puede ser inspiradora, te hace bailar como una batidora. 
Te produce tristeza y te hace pensar en cosas que pesan. 
  
Música, me llegas del cielo. 
Antes de la creación del mundo ya existías. 
Creo que millones de ángeles unen sus voces 
para glorificar al Altísimo. 
  
VI 
Música, me encanta cuando te escucho 
pues es que me enloquece y me pongo a bailar. 
No puedo parar, hasta sudar. 
  
VII 
Música, mi inspiración 
mi pasión 
mi mejor aliada 
mi confidente. 
  
VIII 
La música inspira 
la música entretiene 
la música alegra 
la música brilla. 
  
IX 
El domingo me iré a bailar 
estoy buscando una comparsa 
yo sé que de este rumbón 
no me voy a levantar. 
No importa 
sé que con el baile 
botaré humo. 
  
La música es alegría 
La música es nostalgia 
la música es paz 
la música es amor. 
  
XI 
La música es miel 
endulza el alma. 
Se renueva con cada compás 
en una canción de amor. 
  
XII 
La música me enamora 
siempre la quiero escuchar. 
La música es necesaria 
para mi vida, ahora. 
  
XIII 
Canto mejor en la ducha 
bailo y canto cocinando. 
La mejor forma de dormir a mi bebé 
es cantándole. 
Y yo, sacudo mi estrés 
bailando mi música favorita. 
  
XIV 
Con la música se expresa el lenguaje del corazón. 
Con la música se crea comunión. 
La música inspira armonía. 
Con la música se expresan movimientos armoniosos. 
  
XV 
Música vibrante y alegre 
es la que enciende el alma y el espíritu... 
que al unísono va con nuestro hermoso Puerto Rico. 
¡Yo soy boricua, pa’ que tú lo sepas! 
  
  
© DIVINAS SIRENAS 2018 
  
  

MÚSICA


Yo soy la música 
inspiración para el alma 
llevo la melodía por dentro. 
  
Yo inspiro muchos sentimientos 
que por tu mente caminan. 
Soy más profunda que el mar 
e inmensa como el cielo. 
  
Te encanto 
no puedes parar de escucharme 
como un aguacero de mayo 
soy bella y romántica. 
  
Yo te hago bailar 
y te causo emoción 
derrito tu corazón 
con una melodía tierna. 
  
Soy necesaria 
te animo y te motivo 
soy diversión 
y algarabía espontánea 
¡música propia 
autóctona de corazón 
y alma! 
  
  
© DIVINAS SIRENAS 2018
  
  

MAR

Muere mi sombra 
buscando el mito oculto 
en tu morada. 
  
Apacible ola 
adormeces mis dudas 
bautizas mi aura. 
  
Recoges huellas 
regalas mil estrellas 
desnudas mi alma. 
  
  
PUERTO LUNA 
© 2018 
  
  
 

miércoles, 6 de junio de 2018

FE

Fortalecida
en la fe de Dios Padre
como refugio.
 
Eternamente
en difícil camino
Él me sostendrá.


© 2018 DIVINAS SIRENAS

MAR

Maravilloso
el mar, ¡cómo lo gozo!
con felicidad.
 
Amaneceres
se disfrutan en el mar
tranquilamente.
 
Remanso de paz
lleno de mucho color
mar caribeño.


© DIVINAS SIRENAS

viernes, 17 de noviembre de 2017

EN CAMINO



Caminante son tus huellas, el camino y nada más
cuando sale el sol, amanece en mis entrañas
sin los zapatos de mi viejo, voy de camino
al frente está la ruta 
a veces positiva, otras negativa
toda la vida andando
camino y veo el horizonte
dos mujeres en un sendero
camino de fresas y de guayaba
nunca faltaron las margaritas en nuestro camino de amor
el camino curvea hacia el atajo de tus sueños
caminante no hay camino, se hace camino al andar.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA
* con el permiso de Antonio Machado


DESPUÉS DE MARÍA


En este tiempo
que tristes estamos
resuena el viento
todos gritamos.

Hay destrucción
lo lamentamos
pero al Señor
gracias le damos.

Destruirnos quieren
los adversarios
y yo por fe
rezo el rosario.

Bello es caminar
por las veredas
y marcando dejamos
las grandes huellas.

Repartimos paz
tenemos esperanza
pues con amor
todo se alcanza.

Caminaremos pasito a pasito
buscando aliviar el dolor
nuestro amor infinito
repartiremos a nuestros amigos.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA


LINDA

Chica linda primaveral
lleva flores de colores
y una abeja en la mejilla
buscando su aroma y sus olores.

Rojo, anaranjado y blanco la distinguen
la abeja complemente el paisaje
las flores alegran la expresión de quien las lleva
pero mi fragancia en ti queda por siempre
mirada pícara y lisonjera
entre flores parece feliz.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA


martes, 14 de noviembre de 2017

SOY LA LUNA

Yo...la Luna

Soy cuerpo celeste vestida de tul. Todas las noches recorro el mismo sendero. Voy al encuentro de los que yacen moribundos de sueño. Hoy busco tus labios menguantes.

Llevo siglos escuchando tus canciones, poemas y conjuros. Eres puntual en tu despecho y yo en mi misterio. Aun con el rostro oculto, a ti me presento.

Tus ojos crecientes me contemplan. De tus suspiros soy amante. Acaricio tus lágrimas soñolientas. 

Abrázame. Que hoy todos vean la plena verdad. Que arrebatarte un beso quiero. Suban las mareas. Canten las sirenas que hoy estoy llena de ti.




Soy la Luna...

Me siento rara de girar en torno a la Tierra y no poder llegar a ella. La Tierra me atrae con fuerza, pero hace solo lo suficiente para mantenerme en órbita, sin terminar de darme la seguridad que necesito para atreverme a abrazarla. Temo que se vea invadida y me rechace. Sin embargo, siento cómo, de noche, sus mares ceden queriendo acercarse a mí; pero siempre, llegando el amanecer, se retiran de nuevo. Como ella, parecieran arrepentirse no sé de qué. De noche le regalo mi mejor sonrisa, y poco a poco voy cambiando el ángulo para no aburrirla. A veces me dejo ver tras un manto de nubes, que me hacen más misteriosa. No hallo qué más hacer para que reaccione; sé que la Tierra también me ama, pero no quiere admitirlo. Tiene miedo y no sé a qué, si estamos hechas la una para la otra. Somos almas gemelas. Ella se deleita cuando la alumbro en todo mi esplendor. Entonces compartimos los secretos del campo y las ciudades, y de las almas que habitan en toda ella y que confían en mí. La Tierra es mi destino. Seguiré girando paciente, acompañándola hasta el momento en que ella decida liberarse de sus miedos y ser feliz al fin.




Yo soy la Luna y  mi amor es el Sol, porque me gusta más el día que la noche; ¿será por el insomnio? De día me siento productiva y activa. La noche me da temor y ansiedad; ¿será por la falta de luz? Pero si yo soy la Luna y tengo mi propia luz interior, ¿por qué a veces me siento apagada? ¿Será por la depresión? ¿Será que los cambios de la Luna provocan cambios en mí?




Soy la Luna y en este momento simplemente espero la noche para poder salir. Puedo sorprenderte pues no sabes cómo será mi mejor gala hasta que me veas salir. Tal vez estaré sola, tal vez acompañada de mis amigas las estrellas; pero para eso te haré esperar hasta que la noche caiga. ¿Cuántas personas tomarán tiempo para observar mi hermosura? Yo simplemente sé que soy un regalo del Creador y que cuando Dios creó los cielos y la tierra yo fui una de sus primeras creaciones.

Luna que estás en el cielo
te veo desde aquí brillar
y te pido que en las  noches
me cuides en mi soñar.




Yo soy la Luna. Soy maravillosa con mi luz cuando estoy completamente brillante. Yo alumbro como una planta eléctrica gigante de esas que hay por ahí ahora, luego del huracán. Soy de diferentes tamaños y formas. Cuando yo, la Luna, salgo por mis grandes pantalones, el Sol se tiene que ocultar, pues me toca a mí estar presente. Por ser tan especial, el Toro se enamoró de mí y sacaron una canción así titulada. En una de mis fases me parezco a un guineo maduro; algo que no vamos a ver por mucho tiempo por que María se llevó todas las plantas que los producen. A veces en el campo nos decían que en la Luna se escondía un labrador.

Luna, Lunita, Lunera
soy preciosa, bella y lisonjera
por eso soy de cuatro fases durante el mes.
¡Oh, cuán bella soy!




© 2017 HIJAS DE LA LUNA


jueves, 5 de octubre de 2017

EN EL PARQUE



Son las tres de la tarde
hora de tomar mi capuchino
y descansar en el banquillo
contemplando la grama verde
respirando aire puro.

Relajado ambiente
muchos niños corriendo
y mi amiga diciendo “culumpio”
me torna sonriendo.

Sintiendo la brisa fresca
la tarde se va como un río.


© HIJAS DE LA LUNA 2017