viernes, 17 de noviembre de 2017

EN CAMINO



Caminante son tus huellas, el camino y nada más
cuando sale el sol, amanece en mis entrañas
sin los zapatos de mi viejo, voy de camino
al frente está la ruta 
a veces positiva, otras negativa
toda la vida andando
camino y veo el horizonte
dos mujeres en un sendero
camino de fresas y de guayaba
nunca faltaron las margaritas en nuestro camino de amor
el camino curvea hacia el atajo de tus sueños
caminante no hay camino, se hace camino al andar.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA
* con el permiso de Antonio Machado


DESPUÉS DE MARÍA


En este tiempo
que tristes estamos
resuena el viento
todos gritamos.

Hay destrucción
lo lamentamos
pero al Señor
gracias le damos.

Destruirnos quieren
los adversarios
y yo por fe
rezo el rosario.

Bello es caminar
por las veredas
y marcando dejamos
las grandes huellas.

Repartimos paz
tenemos esperanza
pues con amor
todo se alcanza.

Caminaremos pasito a pasito
buscando aliviar el dolor
nuestro amor infinito
repartiremos a nuestros amigos.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA


LINDA

Chica linda primaveral
lleva flores de colores
y una abeja en la mejilla
buscando su aroma y sus olores.

Rojo, anaranjado y blanco la distinguen
la abeja complemente el paisaje
las flores alegran la expresión de quien las lleva
pero mi fragancia en ti queda por siempre
mirada pícara y lisonjera
entre flores parece feliz.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA


martes, 14 de noviembre de 2017

SOY LA LUNA

Yo...la Luna

Soy cuerpo celeste vestida de tul. Todas las noches recorro el mismo sendero. Voy al encuentro de los que yacen moribundos de sueño. Hoy busco tus labios menguantes.

Llevo siglos escuchando tus canciones, poemas y conjuros. Eres puntual en tu despecho y yo en mi misterio. Aun con el rostro oculto, a ti me presento.

Tus ojos crecientes me contemplan. De tus suspiros soy amante. Acaricio tus lágrimas soñolientas. 

Abrázame. Que hoy todos vean la plena verdad. Que arrebatarte un beso quiero. Suban las mareas. Canten las sirenas que hoy estoy llena de ti.




Soy la Luna...

Me siento rara de girar en torno a la Tierra y no poder llegar a ella. La Tierra me atrae con fuerza, pero hace solo lo suficiente para mantenerme en órbita, sin terminar de darme la seguridad que necesito para atreverme a abrazarla. Temo que se vea invadida y me rechace. Sin embargo, siento cómo, de noche, sus mares ceden queriendo acercarse a mí; pero siempre, llegando el amanecer, se retiran de nuevo. Como ella, parecieran arrepentirse no sé de qué. De noche le regalo mi mejor sonrisa, y poco a poco voy cambiando el ángulo para no aburrirla. A veces me dejo ver tras un manto de nubes, que me hacen más misteriosa. No hallo qué más hacer para que reaccione; sé que la Tierra también me ama, pero no quiere admitirlo. Tiene miedo y no sé a qué, si estamos hechas la una para la otra. Somos almas gemelas. Ella se deleita cuando la alumbro en todo mi esplendor. Entonces compartimos los secretos del campo y las ciudades, y de las almas que habitan en toda ella y que confían en mí. La Tierra es mi destino. Seguiré girando paciente, acompañándola hasta el momento en que ella decida liberarse de sus miedos y ser feliz al fin.




Yo soy la Luna y  mi amor es el Sol, porque me gusta más el día que la noche; ¿será por el insomnio? De día me siento productiva y activa. La noche me da temor y ansiedad; ¿será por la falta de luz? Pero si yo soy la Luna y tengo mi propia luz interior, ¿por qué a veces me siento apagada? ¿Será por la depresión? ¿Será que los cambios de la Luna provocan cambios en mí?




Soy la Luna y en este momento simplemente espero la noche para poder salir. Puedo sorprenderte pues no sabes cómo será mi mejor gala hasta que me veas salir. Tal vez estaré sola, tal vez acompañada de mis amigas las estrellas; pero para eso te haré esperar hasta que la noche caiga. ¿Cuántas personas tomarán tiempo para observar mi hermosura? Yo simplemente sé que soy un regalo del Creador y que cuando Dios creó los cielos y la tierra yo fui una de sus primeras creaciones.

Luna que estás en el cielo
te veo desde aquí brillar
y te pido que en las  noches
me cuides en mi soñar.




Yo soy la Luna. Soy maravillosa con mi luz cuando estoy completamente brillante. Yo alumbro como una planta eléctrica gigante de esas que hay por ahí ahora, luego del huracán. Soy de diferentes tamaños y formas. Cuando yo, la Luna, salgo por mis grandes pantalones, el Sol se tiene que ocultar, pues me toca a mí estar presente. Por ser tan especial, el Toro se enamoró de mí y sacaron una canción así titulada. En una de mis fases me parezco a un guineo maduro; algo que no vamos a ver por mucho tiempo por que María se llevó todas las plantas que los producen. A veces en el campo nos decían que en la Luna se escondía un labrador.

Luna, Lunita, Lunera
soy preciosa, bella y lisonjera
por eso soy de cuatro fases durante el mes.
¡Oh, cuán bella soy!




© 2017 HIJAS DE LA LUNA


jueves, 5 de octubre de 2017

EN EL PARQUE



Son las tres de la tarde
hora de tomar mi capuchino
y descansar en el banquillo
contemplando la grama verde
respirando aire puro.

Relajado ambiente
muchos niños corriendo
y mi amiga diciendo “culumpio”
me torna sonriendo.

Sintiendo la brisa fresca
la tarde se va como un río.


© HIJAS DE LA LUNA 2017


jueves, 31 de agosto de 2017

EL CAFÉ DE LA TARDE

El café humeaba, su aroma llenaba la habitación. El olor era tan rico, que algunos de los bomberos de al lado llegaron con tazas para probarlo. Yo les sugerí echarle unas gotitas de Amaretto, y todos se fueron muy agradecidos. Claudia había traído unas galletitas y unos quesitos para compartir. Nos sentamos a conversar de las noticias y notamos que el mundo en que vivimos está por acabarse, pero aún seguimos en pie de lucha.
—La fe mueve montañas —dijo alguien.
Otra más se quejó:
—Ay, otra vez café. Si saben que no me gusta, pa’ qué me invitan.
—El café me trae nostalgia de mi país, de sus volcanes —confesó la tercera amiga.
—¡Es rico y más ná! —exclamé, defendiéndome.
Así pasamos la tarde, como otras tantas, bebiendo café y charlando.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA



sábado, 26 de agosto de 2017

DOS ECLIPSES


I
El sol ausente refrescó la tarde
la penumbra nos abrazó a todos por igual
en algún momento la gente se preocupó
por las reacciones que pudiésemos tener
mientras una oscuridad leve arropaba a nuestro planeta.

II
La luna se fue acercando
hasta cubrir por completo al sol
los hombres amanecieron amorosos
yo tenía miedo y dudas
porque no sé mucho de eso
y al final
me sentí sin ganas de hacer nada.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA


DOS SOLES


I
Sol, luz brillante e importante
camino candente donde bailas, sol
las mujeres no debemos sudar con tu calor, sol
al fin, el sol se apagó.

II
El sol no me gusta para nada
aunque molesta, el sol se necesita
un símbolo del zodíaco es el sol
sol, brillante y hermoso
eres tú, sol, quien resplandece en mí todos los días.


© 2017 HIJAS DE LA LUNA



EL SOL


Esfera candente e inmóvil. Reverenciado por los astros menores de nuestra galaxia. Guardas entre tus lenguas de fuego la historia que narra el principio de todo. Sales imponente y glorioso en las mañanas. En las tardes, ceremonioso te retiras por senderos sobre el mar.

La Luna, con los destellos que le obsequias, custodia nuestros sueños en la penumbra. Como dios te han adorado y en poesías legendarias, te han cantado. Nos das la vida a través de las hojas que día a día exterminamos. Mirarte no puedo, pero abrazas mi piel con tu calor. Al igual que Vulcano, tu fuego convierto en explosión creativa para mi vida. 
                                                                       

© 2017 PUERTO LUNA


domingo, 4 de junio de 2017

VIDA


Vale la pena
vivir día a día
con mucha pasión.

Imágenes de
la vida diaria
llenas de ilusión.

Deseo poder
a todos los que quiero
dar y recibir.

Antes y ahora
con respeto y valor
amar la vida.


© LA TRIBU SHANARAMI 2017